CAMPOS DE EXTERMINIO / CAMPOS DE CONCENTRACIÓN

Durante los años ‘30 en Alemania, el régimen nazi ascendió al poder y toda Europa cambió de manera repentina. Los judíos fueron paulatinamente perdiendo sus derechos y comenzaron a ser discriminados y excluidos de la sociedad. Los nazis pretendían segregarlos bajo la teoría de la supremacía de la raza aria, y en particular veían a los judíos como el último eslabón del género humano. Basados en esa ideología, crearon primero los campos de concentración y más tarde los campos exterminio.

En un principio fueron creados los campos de concentración , que antes de la guerra estaban ubicados solamente en Alemania pero con el correr del tiempo se ubicaron por todo el territorio europeo ocupado por los nazis. Los campos estaban ubicados estratégicamente para manejar a la gente vía transporte ferroviario. A estos sitios se enviaban a judíos, gitanos, homosexuales, opositores políticos y discapacitados.

Allí, ni bien llegaban, les quitaban su ropa y les daban un uniforme, los rapaban, les sacaban sus pertenencias y en varios campos los quemaban con números en el brazo a modo de tatuaje para poder ser identificados. Esto era parte de la maquinaria nazi que de alguna forma pretendía matarlos psicológicamente quitándoles su identidad. Luego, los comandantes del campo evaluaban según edad, sexo y condiciones físicas y en función de eso decidían que trabajaría cada prisionero y en caso de alguno que no se encontrara apto para estas tareas, por lo general lo mataban en el momento.

Los prisioneros de los campos estaban destinados a vivir de muy mala manera ya que se podían enfermar muy fácil de tifus (y morir), dormían en barrancos de madera, se alimentaban de muy mala manera y trabajaban hasta el agotamiento.

A partir de 1941, ya durante la segunda guerra mundial, se crearon los campos de exterminio . El primero fue creado en los alrededores de Munich llamado Dachau Fueron en total 71 campos de concentración/exterminio, y entre ellos los más significativos fueron: Auschwitz, Majdanek, Sobibor, Treblinka y Chelmo . En estos campos el objetivo estaba en el exterminio en masa y allí murieron millones de judíos y cientos de miles de gitanos, opositores, homosexuales y discapacitados.

Hacia mayo de 1941, un comité no muy numeroso del partido nazi decidió emplear las cámaras de gas como abordaje de lo que denominaban “el problema judío”.

Las cámaras de gas eran recintos subterráneos o barracones generalmente disfrazados o simulados como duchas colectivas. Estaban completamente aisladas y contaban con un sistema que introducía monóxido de carbono u otros gases letales como el zyklón B. La capacidad variaba en estas instalaciones, pero cabían de 1.000 a 2.500 reclusos.

Las primeras víctimas habrían entrado en las cámaras de gas en la última semana de junio de 1942, en alguna ocasión usaron autobuses que recorrían pequeños trayectos, autobuses cuyos gases de escape hacían llegar donde estaban los pasajeros, que morían por inhalación del monóxido de carbono procedente del motor, las ventanas del autobús estaban pintadas con imágenes de personas, y no dejaban ver el interior.

El procedimiento podía eliminar en un día de 5.000 a 10.000 reclusos. La frecuencia de uso dependía del abasto que diera el crematorio o serie de hornos de tipo fundición aledaños.

Cuando los prisioneros morían en las cámaras de gas eran llevados por otros prisioneros al crematorio, con el objeto de no dejar evidencia de los asesinatos que se llevaban a cabo.

Hoy en día, con lo que quedó de algunos de esos campos como Auschwitz y Majdanek, son museos abiertos al público que intentan ilustrar a los visitantes sobre la barbarie nazi y sus consecuencias.


Imagenes

...

...

...

...

...

...

...

...

...

...

...